Arcángel sigue la estela de Morente con calidad y hondura

‘Al Este del cante’. Cante: Arcángel. Guitarra: Dani de Morón y Rycardo Moreno. Percusión: Agustín Diassera. Contrabajo: José Manuel Posadas ‘Popo’. Coro de las Nuevas Voces Búlgaras. Director de coro y arreglos: Giorgi Petkov. Jueves, 31 de mayo de 2018. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Aforo: Lleno.

Enrique Morente abrió nuevos caminos en el flamenco partiendo de un conocimiento profundo de la tradición. Arcángel sigue su estela profundizando, en este caso, en el acercamiento entre el flamenco y la música tradicional búlgara con calidad y hondura, como puso de manifiesto en su recital junto a las Nuevas Voces Búlgaras en el malagueño Teatro Cervantes.

Además, como solía hacer el maestro granadino, que comenzaba sus actuaciones rodeado de sus músicos, Arcángel inició su concierto como uno más, solista eso sí, del coro por tonás. Belleza y emoción con mayúsculas.

Pellizcó en la caña con la guitarra maestra de Dani de Morón. Previamente, se había incorporado Agustín Diassera a la percusión. Un espectáculo, por tanto, muy ágil, en el que los músicos entran al escenario o salen de él según los requerimientos de aquel. Verbigracia, el último rasgueo de Dani de Morón da paso a los primeros acordes de la guitarra de Rycardo Moreno.

Con su cuadro al completo -contrabajo incluido-, aires de rumba y jazzísticos se funden. Una delicia. Canta una nana al más puro estilo Morente en su bella voz y con el coro arropándolo con sus voces angelicales. “¡Qué bonito!”, le dice alguien del público.

Por cantiñas, también el coro entona el archiconocido Tirititrán. Se logra así el acercamiento pleno entre flamenco y música tradicional búlgara. Acto seguido, el coro le concede un descanso a Arcángel y a su cuadro interpretando una de sus bellas piezas bajo la dirección de Giorgi Petkov, que trabajó su día con Morente.

Vuelve el cuadro del onubense por bulerías. En un momento dado, Rycardo Moreno apunta el Concierto de Aranjuez. Gustan y se gustan cual combo de jazz.

Ahora, Arcángel a solas con el guitarrista lebrijano, músico fronterizo, arrostra Cabalgando y Dime, de Lole y Manuel. Precioso y emotivo homenaje.

También el moronense tiene su momento a solas con Arcángel por Levante, antes de que enfile la recta final con La Aurora de Nueva York, de su maestro Morente y Lorca. Los vellos como escarpias

Pero si en algo coinciden todos es en que Arcángel sobresale por fandangos, y el respetable lo premió con aplausos enardecidos.Presentó a sus músicos y le dedicó a Andrés Mérida (que le había regalado un cuadro instantes antes del concierto) y a Javier Fernández, consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, La leyenda del tiempo, de Camarón y Lorca. Aún habría tiempo para un fin de fiesta por bulerías con el coro y los músicos como palmeros.

Fotos: Alfredo Canales
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *